Uve viaja a contramarcha

Por su seguridad

Mientras terminamos de preparar la furgo y ponerla bonita para nuestra primera escapada, dentro de muy poquito (¡¡qué ganas!!) se nos ha ocurrido que en lugar de contaros más cosas sobre tablas, revestimientos y utensilios parte del proceso de camperización que estamos trabajando, estaría bien que empezásemos por lo importante de verdad cuando se trata de viajar con peques:

 

La seguridad.

 

Vamos a hablar de la seguridad de los más pequeños viajando en furgoneta (y en cualquier vehículo). y de nuestro sistema de retención infantil, la silla Joie Stages

joie

Con respecto a la silla de coche, o sistema de retención infantil, debemos tener claras dos cosa antes de lanzarnos a hacer kilómetros con nuestros enanos:

1- Cualquier silla a contramarcha, la peor de ellas, será mil veces mejor y más segura que la más cara y sofisticada que podáis poner en el sentido de la marcha.

2- Este tipo de sillas, las que van a contramarcha, son más caras.

3-El peque debería viajar a contramarcha todo el tiempo posible mientras necesite sistema de retención infantil.

 

 

¿De dónde sacamos estas ideas clave?

De las recomendaciones del portal acontramarcha.com, especializado en seguridad víal infantil y sistemas de retención, que además de ofrecer información de calida, contrastada y de fuentes fiables, te remite a las recomendaciones de organismos e instituciones nacionales e internacionales para sostener la defensa de que es necesario que nuestros pequeños vayan a contramarcha siempre y el mayor tiempo posible. En este artículo podéis encontrar las recomendaciones de la DGT, Fundación Mapfre, OCU, Organización Mundial de la Salud, Asociación Amerciana de Pediatría, o la Agencia de tráfico amerciana y la canadiense.

Hay diferentes motivos por los que esta posición es la más recomendable para los niños pero la que nos parece crucial y más destacable es la del impacto del peso de la cabeza del pequeño en caso de impacto frontal del vehículo. La cabeza de los niños es enorme en proporción a su tamaño y además la musculatura de cuellos, hombros y espalda, que sujeta el cabezón en cuestión, no está desarrollada para proteger lo más mínimo una de las partes más delicadas y vitales. Si un peque en silla de sentido a favor de la marcha se ve implicado en un choque frontal a 50 km/h o más (una velocidad para nada alta, la que se puede llevar en ciudad) puede morir o sufrir lesiones irreparables porque su cabeza se convierte en un proyectil capaz de arrasar sus vértebras. Sin entrar en más detalles por lo escabrosos del asunto, creemos que queda clara la seriedad del mismo. Por si acaso, dejamos un par de vídeos que lo van a ilustrar gráficamente para que quede ni media duda de lo que es más seguro, que en este caso de tiene nada que ver con percepciones personales si no con física pura y dura.

 

 

Dicho lo cual, pasamos a analizar nuestra silla de retención infantil: Joie Stages.

Las sillas de retención infantil pueden llevar dos sistemas de enganche al vehículo: Isofix, que es un enganche que la mayoría de los coches modernos llevan en la justa del respado y asiento traseros y que acopla la silla a la estructura de asientos con mucha solidez. Además está el sistema de sujeción de cinturones de seguridad, que es el que emplea nuestra silla. Cuando la compramos habíamos leído que lo mejor era el isofix y era lo que íbamos buscando, pero encontramos esta silla que cumplía varias de las condiciones que queríamos y cuando la vimos instalada la encontramos bastante segura y sólidamente adherida. No obstante le echamos un cable (que no le hace falta) con el asiento del copiloto, que hemos retrasado hasta apoyarlo en la silla para retenerla aún más. El resultado nos ha convencido y después de más de un año con ella, nos gusta mucho.

 

joie2

 

Ventajas

-La instalación es sencilla y el resultado sólido

-Es evolutiva desde el nacimiento hasta los 25 kilos, lo cual significa que no tienes que comprarte treinta sillas, con una te apaña todo el tiempo que el peque vaya a necesitar sistema de retención infantil.

-A Uve le ha resultado cómoda en las diferentes etapas que la ha usado.

-Es reclinable, por lo que cuando son bebitos pueden dormir bastante tumbados y cuando son más mayores pueden ir totalmente sentados.

-Se puede poner en sentido de la marcha. Esto no es una ventaja para nosotros, es una opción.

-Su precio, no es excesivamente cara, aunque siempreva a serlo más que las sillas en sentido de la marcha. A nosotros nos costó unos 280 euros.

 

Desventajas

-Sería genial si tuviera también enganche Isofix. Nosotros la vemos bien anclada al coche y vamos seguros pero un extra se seguridad tampoco nos parecería mal y el isofix es un buen anclaje.

-La tela se limpia regular.

Abulta un montón y prácticamente te deja sin un asiento atrás, por lo que en un turismo normal como el nuestro (un opel astra) pasan de caber tres personas atrás a caber solo una si la silla está instalada. En la furgo no hay este problema.

-A partir de los 18 kilos recomiendan usarla a favor de la marcha. No entendemos por qué y llegado el momento decidiremos si esto es mejor así o podemos seguir a contramarcha hasta los 25 kilos.

 

 

¿Dónde la instalamos?

Analizado el tema de la silla de retención infantil, otro aspecto importante que hay que tener en cuenta a la hora de sentar a nuestros bebotes en una furgo para hacer kilómetros y más kilómetros es el lugar que le daremos dentro del vehículo. A nosotros nos resultó muy tentador retirar los asientos traseros de la furgo para tener más espacio a la hora de construir nuestra casita, pero pensándolo mejor decidimos dejarlos para que Uve fuese atrás y no en la primera fila de asientos. Legalmente hablando, los sistemas de retención infantil (que no hace falta decirlo, son obligatorios) deben ir instalados en el asiento trasero de cualquier vehículo, salvo dos excepciones: que no haya asientos traseros, o que estés ocupados por otros sistemas de retención infantil. Solo por esos motivos podríamos llevar al bebé delante, y siendo muy cuidadosos desconectando el sistema de airbag del copiloto si nuestro vehículo lo tiene.

Según Mapfre, la plaza más segura para los peques es la trasera central del coche. También RACE corrobora que es más seguro que los enanos viajen atrás, por lo que nosotros decidimos dejar los asientos traseros, incorporarlos al modelo de camperización que queríamos, y viajar con Uve atrás, porque su seguridad es lo primero, primerísimo, y no íbamos a renunciar ni a un gramo de ella por tener un saloncito más grandes en la furgo.

 

Próximamente estrenaremos nuestro canal de Youtube con un análisis en vídeo de nuestra silla para hacer de esta explicación algo más visual y ampliar información, ya que entendemos que al viajar con niños en tema silla se seguridad es la primero y más importante. Mientras tanto, no dejéis de echar un ojo a la página de Joie donde tenéis todas las especificaciones de esta silla.

 

Como consideramos este tema crucial y de momento solo tenemos experiencia con una silla, os invitamos a que nos expliquéis más acerca de vuestros modelos de sillas de retención infantil, recomendaciones, experiencias, etcétera. Podéis usar para ello los comentarios.

 

Claro, que una cosa es llevar a los niños seguros y otra es llevarlos entretenidos durante las kilometradas, que ese es otro cantar. Hablaremos de ello en futuros post…

 

Hasta muy pronto con más camper en familia.

 

3Furgo

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *