Imprescindibles para viajar con bebés en furgo

equipajebebe

Solo nos hemos dado una vuelta en la furgo, como quien dice, y ya nos ha servido para darnos cuenta de que algunas cosas, al viajar con bebés, son sencillamente imprescindibles. Por supuesto esto se basa en nuestra experiencia y en nuestra bebé, pero hay algunos básicos que seguro vienen bien a cualquier mamipapi con enano o enana a bordo. Quizás esta lista sea extensible a otras modalidades de viaje pero a la hora de hacer turismo itinerante, desde luego facilitan la vida.

 

Potitos de emergencia

Si el pequeñajo come potitos, no hay más que hablar, pero si es cono Uve y su alimentación no se basa solo en potitos, sino que suele comer otras cosas, también recomendaríamos llevar alguno. Porque viajar con la libertad que te da una furgo da mucho lugar a la improvisación y los horarios pueden flexibilizarse demasiado para los chiquitines. Un potito de frutas se lo podemos dar en cualquier momento y sin calentar, y los tenemos en formatos irrompibles como los tipo bolsita. Aunque nosotros preferimos el clásico de cristal. A ver, no nos vamos al fin del mundo y tarde o temprano nos topamos con un súper donde podemos pillar potitos, pero un par de ellos en la despensa nos vendrán bien, seguro.

Nosotros nos decantamos por marcas que tienen recetas lo más naturales posibles, sin conservantes y mierdecillas varias. O sea, comida rápida para bebé, pero no comida basura.

potitos

 

Agua embotellada

Porque no sabemos cómo le puede sentar el cambio de agua. Aún siendo potables, como es el caso de prácticamente todo el agua de España, puede caerle mal al beibi (y a nosotros, pero somos más jabatos y nos la jugamos más). Esto no quiere decir que vayamos hechos unos paranoicos y que no beba nada que no salga de una botella, pero que es preferible, creemos que sí. Nosotros al menos lo preferimos, aunque también llevamos agua de Madrid en el depósito y de esa sí que bebía Uve sin problema, claro, era nuestra agua de importación. Si vamos a otros países, especialmente a los países en vías de desarrollo, pues entonces se convierte en un muy imprescindible e irrenunciable.

 

Toallitas

No se te ocurra salir sin un par de paquetes de los grandes, mínimo. Además, no solo le vienen bien al bebé, si no que a nosotros nos pueden hacer un buen servicio en alguna tarde sin ducha a la vista (que no sean muchas 😉 ). El caso es que las toallitas valen para todo: para limpiar destrozos variopintos, manchas en la ropa, vómitos si se marean en marcha, manos que han estado jugando con la arena pero ahora tienen que cojer comida, legañas mañaneras, y por supuesto, cambios de pañal.

Como nos gusta, al igual que con la comida, exponer a nuestro bebé al menor número de químicos posibles, solemos elegirlas, por lo menos, sin parabenos ni phenoxietanol. Las Carrefour para piel atópica y las Toujours (Lidl) del paquete morado, están bastante bien de composición, pero si somos aún más exigentes, están las Naty, ecológicas y caras que te cagas.

Hacer-toallitas-húmedas-en-casa

Tablet (y su cargador!!)

Sí. Somos de esos padres terribles y maleducadores que tiran de tablet para hacer un viaje tranquilo. Unos egoístas que no piensan más que en llegar al destino sin forcejeos ni gritos en el hilo musical de la furgo. Y sí. También decíamos antes de que naciera Uve que la entretendríamos con nuestras propias artes, fomentando un contacto familiar sin precio, aprovechando los kilómetros para trabajar nuestro vínculo a base de canciones y veoveos en una bucólica estampa que nadie que haya tenido bebés se creerá en absoluto. Seleccionamos muy bien lo que ponemos en la tablet, pero vamos hasta arriba de dibujos animados. Culpables. Joder, si hasta hemos llamado Bamush a la furgo…

El caso es que el cargador, y un adaptador para mismo a 12v, se convierten por extensión en un nuevo imprescindible.

tablet-para-niño-china-sin-marca

Juguetes (contados)

A ver, los niños tienen que entretenerse, y es lo que hay. Así que aquí no podemos reducir equipaje, aunque sí podemos hacer la maleta juguetera con inteligencia: una pelota pequeña (fantástico para el aire libre), unas palas y un cubo, un par de cuentos de sus favoritos (a nuestra hija le encantan y para los ratos dentro de la furgo van muy bien, incluso durante la marcha), un muñeco de apego, tres o cuatro figuritas pequeñajas (en nuestro caso, animales) de estas que llevas en el bolso y te salvan la vida a la hora de entretenerles en un restaurante, y algún libro de colorear con tres o cuatro lápices de colores que custodiaremos con nuestra vida para su uso con supervisión. Con esto, va que chuta.

 

Mochila de porteo

Nosotros tenemos nuestra ergobaby y no podríamos estar más contentos con ella. Tiene tralla de la buena. En la furgo, ocupa poco, y durante las excursiones, como Uve ya anda y quiere ir andando muchas veces, pero no siempre, pues sirve para que la peque descanse o se eche una siesta, y no estorba en exceso ni pesa cuando decide ir a su bola.

Ergobaby_Original_NegroCamel_1

 

Pequeño botiquín de emergencias

Con gasas, suero fisiológico, apiretal, el “sacamocos”, tiritas, pañuelos de papel, unos guantes y unas pinzas, tijeras, algo tipo betadine, crema para el culito y crema solar. Y si cabe en un minineceser de bolsillo, mejor que mejor. Lo suyo es llevarlo encima, no dejarlo en la furgo.

 

Pañales, si. Pero…

No te lleves ocho kilos. Echa una bolsa pequeña, que dan para un buen rato. Luego habrá súper, confía en la providencia del viaje y no cargues con cosas que abultan demasiado como esos paquetes de pañeles sin fin. Uno pequeño. Para un puente de tres días, tienes de sobra. Palabrita.

pañales

 

Ropa a granel

Ropa si, “mucha”. Porque al aire libre se ensucian demasié. Nosotros la organizamos por conjuntos: un bodie, un leotardo, un pantalón y un jersey. Y así, hacemos dos packs por cada día de viaje. También pijamas abrigaditos. Zapatillas de deporte y botas de agua si pudiera llover. Y el abrigo. La ropa de los domingos la dejamos en casa para otros día. Si el viaje es largo no hace falta que llenemos siete maletas, pararemos a lavar. Entonces, echa el jabón ;). Nuestra máxima es que quepa en nuestra bolsa de viaje del bebé. Lo que no quepa ahí, no viene.

 

 

Estas son nuestras cosas realmente imprescindibles para viajar con Uve. Iremos afinando la lista según crezca nuestra experiencia, pero con estas cosas ya hemos comprobado que se puede hacer una escapada cómodamente.

 

¿Qué os parece nuestra lista? ¿Os sobraría o faltaría algo?

¿Qué llevan vuestros bebés?

Nos leemos en comentarios, y volvemos en seguida por aquí con los preparativos de nuestra próxima semana furgonetera, en la que recorreremos Portugal entre Lisboa y Oporto.

 

 

Hasta pronto!!

2 thoughts on “Imprescindibles para viajar con bebés en furgo”

  1. Me ha encantado vuestro resúmen!!! Super práctico!! Y muy realista.
    Me he visto identificada con lo de la tablet. Nosotros ahora q son grandes no nos hacen falta, pero de pequeños…
    Hoy estamos de viaje de tres horas y el mayor (8 años) nos ha estado cantando la canción de 99 gaseosas en la pared na na na, na na na, nanana… repitiéndolo del 99 al cero!!! Una mini canción 99 veces!!! Muy divertido ;-p
    Seguir así y disfrutar mucho.
    Nos vemos.
    Rosa

    1. Hola Rosa!!! Casi llegamos tarde a responder, pero más vale tarde que nunca jeje. Este ritmo de vida a veces hace que se nos pasen los comentarios, estamos trabajando en mejorar eso.
      Está genial que vuestro peque tenga recursos para “entreteneros” a todos sin tablet, jajaja. Nosotros estamos entrando en la fase de que se aburre de unos dibujos y quiere cambiar a otros, cosa que antes no pasaba, así que tenemos que cargar la tablet a tope. Creo que un día explotará… XD
      Muchas gracias por comentar, guapa. Nos leemos!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *